Ventanas corredizas de aluminio

 

Las ventanas corredizas son aquellas que se abren deslizándose a los lados, de derecha a izquierda o viceversa mediante la superposición de sus hojas. Dicho deslizamiento se lleva a cabo horizontalmente y a través de unos carriles que hacen posible el movimiento. Esto es lo que las diferencia principalmente de las ventanas abatibles, las cuales se abren al completo ya sea por dentro o por fuera del edificio en el que se encuentran.

De esta forma, estas ventanas correderas únicamente ocupan el espacio en el que se instalan. Esto favorece que se pueda aprovechar el espacio de alrededor para colocar otros muebles o elementos. Otro de los beneficios de estas estructuras es que al ocupar únicamente el espacio en el que se encuentran, no afectan a la iluminación ni a la decoración del lugar en cuestión. En cuanto a su limpieza, ésta se lleva a cabo desmontando los carriles y las hojas.

Estas ventanas corredizas suelen tener de dos a cuatro hojas, en función de lo que se necesite del espacio. También puede fabricarse con persianas. En definitiva, se trata de estructuras que ofrecen gran cantidad de beneficios y versatilidad. Por ello, se trata de una de las tipologías de ventanas más demandadas hoy en día por el sector de la construcción, pues los clientes llevan tiempo demandando este tipo de estructura para sus hogares.

En Alusam nos encargamos de fabricar ventanas correderas de gran calidad para que nuestros clientes puedan disfrutar de todos sus beneficios. Por ello, nuestros años de experiencia nos permiten poder ofrecer siempre los mejores productos y servicios que estén en nuestra mano. Si necesitas presupuesto sobre alguno de los elementos que fabricamos, como por ejemplo ventanas, no dudes en ponerte en contacto con nuestra empresa y te informaremos acerca de cualquier asunto que necesites.


Pide presupuesto ahora

Trabajos realizados de ventanas corredizas